Monday, 16 Jul 2018

Nuevo Insomnio

Abro los ojos, el insomnio ha regresado a mi vida, pero algo ha cambiado, no estoy solo, me encuentro a su lado, ya no solo la obscuridad me hace compañía y un pequeño halo de luz se filtra para iluminarle, para hacerme ver que esta ahí, mi mano sobre uno de sus pechos desnudos me mantiene tranquilo, me confirma que no estoy soñando. La observo ahí tan frágil, tan mía que me hace pensar en lo afortunado que he sido.

Ella ha cambiado la forma en que paso las noches en vela, ya no es una opción el contar borregos, ahora conozco cuantos son los segundos que pasan entre cada uno sus pequeños ronquidos, me dedico a observar cómo sus pechos se erizan cada que mi respiración roza su oído.

En escuchar sus pequeños gemidos que me develan sus sueños húmedos, no sé si sueñe conmigo, en realidad eso no importa, es hermoso solo ver como sus labios se humedecen y sentir como su vientre se contrae a la vez que sus nalgas se van acercando cada vez más a mí.

Ver como pierde por un segundo la respiración cuando se que ha llegado al clímax, sentir como sus piernas vuelven a relajarse después de unos minutos.

Este es el nuevo insomnio, ese que me acompaña por las noches pero que dejó de ser solo de uno para convertirse en una de las mejores cosas que me han pasado en estos últimos días.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: